A un año del sismo 65 por ciento de las escuelas dañadas han regresado a la normalidad

Comparte esta nota:

Chilpancingo, Guerrero. 13 de septiembre de 2018. Guerrero Hoy. – A un año de que el sismo de magnitud 7.1 causara afectaciones en la zona norte y montaña del Estado y casi en paralelo el Huracán Max azotara la costa Chica del Estado, el Instituto de Infraestructura Física Educativa, reporta atendidos en un 100 por ciento las reparaciones y reconstrucciones menores y un avance significativo en los planteles que tuvieron daños totales.

De acuerdo con el director del Igife, Jorge Alcocer Navarrete, por los dos eventos, en Guerrero se cuantificaron 576 instituciones educativas con daños, de estas la mayor parte, alrededor de un 65 por ciento, fueron daños menores que requirieron reparaciones o reconstrucciones parciales, mismas que ya se han realizado y en ellas se normalizaron las actividades.

Ene l caso de los edificios que tuvieron afectaciones totales, y en algunos el trabajo se tiene previsto que se alarguen hasta el mes de marzo del 2019, pues la construcción tiene que ir cubriendo etapas de avance físico y presupuestal, esto a fin de que se garantice que las nuevas construcciones cumplirán con los más altos estándares de calidad y eficiencia.

El funcionario explicó que la mayor parte de las afectaciones fueron identificadas en 19 municipios de la zona norte y montaña del estado, donde el FONDEN realizó una declaratoria zona de desastre y con ello se pudo acceder a recursos federales para la reconstrucción, sin embargo, en escuelas localizadas en otros municipios como Chilpancingo y Acapulco los edificios dañados se tuvieron que atender con recursos del estado y de programas como Escuelas al 100.

En el caso del sismo los municipios más afectados por los dos fenómenos fueron “Huitzuco, Atenango, Iguala, Taxco, Olinalá, y Xochihuehuetlán.

Alcocer Navarrete, aseguró que, de todo el universo de daños, solamente 16 escuelas resultaron dañadas en su totalidad de estas 11 se ubican en los municipios que tuvieron declaratoria de desastre y por ende se reconstruyen con dinero de la federación, cinco están fuera de esta demarcaciones y se atienden con los programas de inversión que se tiene de manera permanente o con otros programas.

De estas escuelas en Chilpancingo se encuentran la Esfaid, que a pesar de que tuvo algunos daños por el sismo, en realidad la principal afectación deriva de que tenía más de 55 años el plantel, las escuelas Antonio A. Guerrero y Fray Bartolomé de las Casas, que se encontraba en la misma situación de tener más de medio siglo de su construcción y les urgía una rehabilitación.

En los tres casos por tratarse de escuelas de gran tamaño el tiempo de su construcción se planeó hasta el mes de marzo del próximo año y en este momento se reportan avances conforme a la planeación que se hizo del proyecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *