“Intento por todos los medios recuperar la paz en la Sierra”: Astudillo

Comparte esta nota:

México.- El gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, reconoció que hasta hoy se intenta negociar con los grupos que generan un problema de violencia en la Sierra, aunque no se logra avanzar.

Entrevistado luego de su participación en el informe 2018 del Tribunal de Justicia Administrativa, el gobernador de Guerrero dio a conocer que se trata de llegar a acuerdos con las partes que mantienen un conflicto en la Sierra, aunque las negociaciones “no las podemos hacer públicas”.

Desde el 11 de noviembre del 2018, más de tres mil presuntos comunitarios de Tlacotepec tomaron la localidad de Filo de Caballos, municipio de Leonardo Bravo, acusando a ésta y otras localidades de servir al grupo delictivo Cartel del Sur, así como de bloquear el libre tránsito a los municipios del filo mayor de la sierra.

A raíz de la toma de las localidades serranas, mil 680 personas fueron desplazadas por la violencia y se suscitaron constantes enfrentamientos en la zona a pesar de la presencia de corporaciones policiacas.

“Hay intentos de negociación y lamentablemente alguna de las partes los rompen, hay momentos de mucho avance y se quiebran por expresiones o acciones que se realizan”.

“Nosotros no podemos dejar de insistir en la negociación, no las podemos hacer públicas, pero por supuesto que seguimos insistiendo en eso”, manifestó Héctor Astudillo.

El grupo de presuntos comunitarios fue acusado por organizaciones, familias desplazadas y por el obispo de la diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza, de servir a un grupo delictivo encabezado por Onésimo Marquina “Necho”.

En tanto que las localidades que tomaron desde el 11 de noviembre son señaladas de haber servido de manera histórica al Cartel del Sur, a través de otro grupo de presuntos comunitarios.

Héctor Astudillo recalcó que no tiene interés de confrontar a los alcaldes de los municipios en disputa -quienes formarían parte del problema-, aunque pidió más colaboración de éstos para resolver el conflicto.

“Menos acusaciones al gobernador y más colaboración; el problema no se va a resolver responsabilizando del problema de la Sierra al gobernador, se va a resolver si cada quien pone de su parte”.

Entre otros temas pidió a los maestros en Guerrero no adelantar las vacaciones por temas como la inseguridad, ya que si bien existen amenazas en algunas zonas “no es una amenaza generalizada”.

En los últimos días presuntos grupos delictivos amenazaron a maestros para que les entreguen un porcentaje de su aguinaldo.

Por esta situación escuelas en Chilpancingo, Chilapa y Acapulco decidieron suspender las labores escolares y adelantar las vacaciones.

“No subestimo el problema, pero que no se generalice, en el estado tenemos entre 60 o 80 mil problemas (amenazas), pero no es en general”, dijo el mandatario.

Finalmente dio a conocer que su gobierno pedirá un adelanto de participaciones federales para poder cubrir los gastos de las últimas semanas del 2018.

“El presidente de la República ya dijo que no hay apoyos para cierres, hay adelantos de prestaciones y es lo que vamos a hacer”, indicó.

Con información de Bajo Palabra 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *