Por amenazas de grupos delictivos intensifican marinos el resguardo en la SSP

Comparte esta nota:

Acapulco, Guerrero, 11 de octubre de 2018. Policías municipales dijeron que ante los rumores de amenazas de muerte de grupos delictivos, luego de que la Secretaría de Seguridad Pública fue tomada por la Marina, ayer se intensificó el resguardo en la dependencia.

Los agentes municipales se quejaron que son excluidos de los operativos y no les informan cómo va la revisión.

Desde hace dos semanas sólo había dos patrullas de marinos afuera de la dependencia y ayer, ante el rumor de amenazas por parte de grupos delictivos, aumentaron a seis los vehículos de la Marina que hacen guardia.

Al menos 10 patrullas de la Policía municipal están estacionadas afuera y no tienen acceso a las instalaciones.

Un policía preventivo dijo que los marinos los excluyen de los operativos, y tampoco hay información del avance de la revisión. “Nos están dando largas, ya inspeccionaron todo”.

Indicó que la presencia de los marinos “incomoda” a los policías, porque aseguró que no los dejan trabajar, incluso los soldados los acompañan en su labor diaria.

Contó que el martes en la noche hubo un rumor de amenazas de muerte por la toma de la corporación y por la detención de cinco integrantes de un grupo delictivo; “hay muchas amenazas desde que nos cayeron los marinos”.

Pidió a la alcaldesa Adela Román Ocampo agilizar la revisión de las autoridades para que les regresen sus armas.

Otro agente criticó que los marinos no toman en cuenta el trabajo de la Policía municipal  en sus operativos de los tres órdenes de gobierno.

Relató que el martes en la noche y ayer en la mañana llegó el rumor de amenazas de muerte en la corporación, según por la toma de las instalaciones y otra por la detención de cinco integrantes de un grupo delictivo.

El pasado 25 de septiembre, la Marina tomó la Secretaría de Seguridad Pública, desarmó a los policías municipales y detuvo a dos mandos de la corporación acusados de homicidio, en una operación respaldada por unos 250 soldados, policías estatales y ministeriales.

Tres días después, el vocero del Grupo de Coordinación Guerrero, Roberto Álvarez Heredia, informó que como resultado de la inspección a la dependencia se encontró que de 408 agentes viales, casi la mitad, no se reportan al servicio, y sólo 674 policías de mil 309 aprobaron los procesos de certificación.

También que hay un faltante de 200 armas oficiales y que las patrullas son usadas para funciones ajenas.

Asimismo renunciaron 23 servidores públicos que tenían relación directa con los dos mandos operativos arrestados por homicidio.

Información de https://suracapulco.mx/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *