Recurso para cafeticultores de Guerrero se atora en la burocracia

Comparte esta nota:

Chilpancingo, Guerrero.- El recurso destinado al Consejo Estatal del Café, que encabeza desde hace seis años Erasto Cano Olivera, no llega a los productos ni existe transparencia en su manejo, denunció el integrante del Consejo de Vigilancia del Sistema Producto Café en Guerrero, Arturo García Jiménez.

Consultado vía telefónica sobre el presupuesto aprobado por el Congreso local para el sector este año, García Jiménez dijo que luego de la gestión ante la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, el presupuesto pasó de cinco a 10 millones para 2019.

Sin embargo, el recurso no llega a los productores de café y se destina a cubrir los gastos del Consejo Estatal del Café que cuenta con 17 técnicos “que nadie sabe lo que hacen”, denunció.

“Vemos que no hay una aplicación adecuada, gran parte de ese presupuesto se destina a cubrir los gastos del Consejo Estatal del Café, organismo del gobierno del estado que designa un coordinador que lleva varios años (Erasto Cano) y no hemos visto resultados”, sostuvo.

“Nosotros como organizaciones productoras de café estamos demandando al gobierno del estado que aplique acciones para reactivar la producción cafetalera que está por los suelos”, agrego El año pasado además del presupuesto aprobado para el Consejo Estatal del Café se asignaron 4.5 millones de pesos para la firma de un convenio de colaboración con la Universidad Autónoma Chapingo, pero “nunca supimos que se hizo, es más estamos seguros de que no se hizo nada sobre el convenio”, denunció.

Ante la falta de recursos para los 24 mil productores y las más de 60 mil hectáreas de cafetales, García Jiménez propuso que, con los 10 millones de pesos destinados este año para el sector, se apoye a los productores para que se organicen en figuras jurídicas y accedan a financiamientos de créditos.

Además de organizar a los productores que tienen marcas registradas para que coloquen sus productos en el sistema Liconsa y en las compras de las instituciones, pero para eso requieren apoyos.

La propuesta del productor es que con el poco dinero que tiene el sector se fortalezca la gestión de las organizaciones. Pidió también que el Consejo Estatal del Café se restructure y que haga acciones que realmente reactive al sector.

El último apoyo que entregó el Consejo Estatal del Café fue hace tres días, de mil 800 pesos por la renovación de su plantación a 250 productores.

Producción de café vive una crisis severa

La producción del café en Guerrero “está por suelos”, uno de los factores es la falta de apoyo, aseguró el productor.

En 1985 Guerrero tuvo la cosecha récord de casi 300 mil quintales, la cosecha estimada para el periodo 2018-2019 será apenas de 25 mil quintales, dijo. Una de las causas de la baja producción del café es la crisis presupuestaria, el cual tampoco, el envejecimiento de las plantas y la plaga que enfrentan como la roya.

Además del bajo costo, actualmente el kilo de café seco “capulín” lo venden en 20 pesos, el café oro listo para tostarse en 40 pesos.

García Jiménez pidió al gobierno del estado voltear al sector cafetalero donde habitan las comunidades más marginadas de la entidad.

Fuente: Bajo Palabra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *